icono telefono 092 333 025

7 cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en casa

Te invitamos a hacer un breve ejercicio práctico: recorré tu casa observando cuántas cosas tenés en cada habitación y hacé una lista de aquellas que hace más de un mes que no usás para nada. Y así como decimos un mes, podemos hablar también de años...

Pero no necesitamos que vayas tan lejos. Es suficiente con que te dediques solamente un minuto a pensar con sinceridad en las cosas que tenés y no utilizás, así como en aquellas cosas que podrías tener fuera de tu casa para aprovechar mejor el espacio y darles un uso más adecuado.

Del mismo modo, puede pasar que a causa de tus actividades laborales o profesionales tu hogar se lleve parte de la carga que implica acumular objetos e insumos. Más temprano que tarde esto termina por afectar negativamente tanto al funcionamiento doméstico y familiar como al de tu trabajo.

Hoy queremos ayudarte a resolver estos inconvenientes, dándote estas ideas de 7 cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en tu casa. ¡Seguro que alguna de las opciones es la solución que estás buscando!

1. Muebles y electrodomésticos

Tanto los muebles como los electrodomésticos que tenemos en casa están allí por alguna razón, porque cumplen alguna función y porque nos ayudan a hacer nuestra vida más fácil. Bueno, al menos eso es así en teoría...

Con el paso del tiempo nuestra casa se va convirtiendo lenta e imperceptiblemente en un lugar donde vamos acumulando objetos. Más muebles significan más lugares para meter más objetos, y cuesta mucho darnos cuenta de esa multiplicación de cosas que muchas veces son innecesarias, pero luego que las tenemos ya no podemos soltarlas.

Con los electrodomésticos ocurre algo muy parecido. Los compramos con la idea de que nos van a simplificar alguna tarea puntual, los usamos una o dos veces por novelería, y los dejamos arrumbados para siempre ocupando lugar útil.

Esos muebles y electrodomésticos innecesarios que pululan por tus habitaciones son ejemplos típicos de cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en casa. Solo necesitás decidir cuáles llevar al depósito de almacenamiento, ¡y listo!

2. Elementos para practicar deportes

A menos que seas un deportista profesional, difícilmente uses tus artículos deportivos todos los días. Y aunque hay muchos deportes en los que solo con una vestimenta adecuada ya estás en condiciones de practicarlos, una gran cantidad de estas actividades exigen la utilización de otros accesorios.

Si practicás golf, seguro tenés una buena cantidad de palos que ocupan lugar en tu casa. Si hacés algún deporte náutico como surf, bodyboard, kitesurf, windsurf o cualquiera de ellos, tenés al menos una tabla y un traje, más las velas, cuerdas, patas de rana y todos los elementos necesarios.

Lo mismo ocurre con las bicicletas, elementos de escalada, equipos de paracaidismo, accesorios de tiro con arco... Eso ocupa mucho lugar, y es muy raro que los uses todos los días.

La lista de las cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en tu casa y que se vinculan a actividades deportivas es casi tan extensa como la cantidad de deportes que existen.

3. Herramientas de trabajo

Evitar mezclar los asuntos de trabajo con la vida familiar cotidiana es una de las mejores actitudes para reducir los niveles de estrés que la jornada laboral nos genera, al mismo tiempo que no nos desconcentramos profesionalmente con los asuntos del hogar.

Las herramientas de trabajo son grandes candidatas entre las cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en casa. De esa forma no solo vas a ganar espacio, sino que también vas a evitar perjudicar tu vida cotidiana con la interferencia de tu trabajo. Es una situación de resultado ganar-ganar, ¿no te parece?

4. Artículos de invierno o verano

Aunque en Uruguay tenemos la fortuna de no contar con estaciones del año muy extremas, de todas maneras las diferencias entre el verano y el invierno se notan, y afectan en buena medida a nuestra forma de vida.

Si en tu vivienda no tenés demasiado espacio, el cambio de estaciones puede ser un problema. Entre las cosas que podés guardar en un self-storage para ganar espacio en casa también podríamos incluir la ropa de estación, especialmente las pesadas vestimentas del invierno y la ropa de cama, mantas, frazadas y acolchados.

Por supuesto que también hay artículos de verano que podemos archivar durante la época de frío, incluidos los elementos que usamos más que nada en las vacaciones, como las cosas de camping o todos los implementos de playa (carpas, sombrillas, toldos, conservadoras, sillas plegables y los interminables juguetes de los niños).

5. Productos e insumos de tu negocio

Si en tu caso contás con un negocio o emprendimiento que manejes desde tu hogar, sabés bien que el problema de contar con el espacio adecuado para depositar tus mercaderías e insumos siempre está presente.

Tal como decíamos que ocurre con las herramientas de trabajo, no es conveniente que tu emprendimiento absorba parte de tu casa, y en consecuencia parte de tu vida familiar fuera del trabajo. Casi podríamos decir que los objetos vinculados a las actividades laborales encabezan la lista de cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en casa.

6. Viejos y queridos recuerdos

Así como lo planteamos puede sonar un poco nostálgico en exceso, pero lo cierto es que todo el mundo tiene guardadas en su hogar cosas con un alto valor emotivo, más allá de si tienen o no valor económico. Muchas de esas cosas ocupan lugar físico que tal vez necesitamos para cosas más prácticas y funcionales de nuestro día a día, pero aún así no podemos deshacernos de ellas.

Álbumes de fotos, cartas viejas, ropa o libros que nos regalaron y ya no usamos, cajas y cajas con objetos entrañables de gente que ha sido muy importante en nuestras vidas. Todo eso también son cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en casa, sin necesidad de deshacerte de ellas ni de tus preciadas memorias.

7. Una habitación entera

¿Por qué no trasladar una habitación entera de tu casa a un depósito de almacenaje? Bueno, siendo absolutamente claros, no es que vayas a sacar de tu casa la habitación en sí misma, pero sí podés vaciarla de todos sus muebles, objetos decorativos, libros, cajas y cualquier otra cosa que la ocupe, para darle un nuevo uso empezando de cero.

Todo lo que tengas en esa habitación también son cosas que podés guardar en un self- storage para ahorrar espacio en casa, y vas a obtener un espacio totalmente nuevo dentro de tu hogar para usar a tu antojo. Podés armarte una sala de juegos, un espacio de relajación para leer o meditar, o simplemente una habitación minimalista que quede por fuera del ritmo frenético del día a día del hogar.

Estas son solamente 7 cosas que podés guardar en un self-storage para ahorrar espacio en casa. El límite está solamente en tu imaginación y tus necesidades de espacio, y para ayudarte a resolver todo lo relacionado a ello contás con el servicio de SIMPLEBOX.

Tener más espacio es simple, no lo dudes y probá las opciones que aquí te ofrecemos.