icono telefono 092 333 025

7 razones para alquilar un box

¿Alguna vez te preguntaste cuáles son las razones para alquilar un box? Es que cada vez son más las personas que deciden rentar un depósito de autoalmacenaje de este tipo, y con la enorme popularidad que está teniendo este servicio en todo el mundo, la pregunta es más que pertinente.

Después de todo, tiene mucho sentido: ¿cuántas veces te has visto en esa situación en la que parece que la casa está a punto de desbordarse de pertenencias y toda clase de cosas que quizá ya sería mejor guardar en otro lado?

¿Cuántas veces te ha sucedido de recibir visitas que van a pasar la noche o unos días en casa, pero por la cantidad de objetos, muebles y electrodomésticos, casi no queda lugar donde poner una cama?

¿O acaso te ha pasado de ponerte a hacer inventario en el trabajo y llegar a la conclusión de que hay demasiadas cosas en la empresa?

La solución a estos y todos los problemas de espacio o almacenamiento están en el alquiler de depósitos de autoalmacenamiento, como vamos a ver hoy.

Índice: Razones para alquilar un box o depósito de autoalmacenaje:

  • 1. Necesitás más espacio
  • 2. Cambió la situación con tu pareja
  • 3. Desestresarte
  • 4. El orden llama
  • 5. Tenés visitas temporales
  • 6. Precisás un lugar donde guardar objetos estacionales
  • 7. Vas a hacer remodelaciones

Estas son algunas de las más destacadas razones para alquilar un box, así que no perdamos más tiempo y veamos cada una en detalle.

1. Necesitás más espacio

Por supuesto, es la más obvia para también la más importante de todas estas razones para alquilar un box y, de hecho, atraviesa a todas las anteriores: necesitás más espacio.

Ya sea porque tenés demasiadas pertenencias u objetos, estés haciendo reformas y remodelaciones, porque se haya agrandado la familia, lleguen visitas y haya una reubicación temporal, estés pensando en vivir con más orden en tu vida o quieras contar con un espacio extra y a la mano en donde guardar herramientas o mercadería de tu empresa.

Cualquiera sea la razón, estás necesitando más espacio.

Alquilar un box es alquilar un lugar seguro, cómodo y a un precio accesible. Por eso, siempre que necesites más espacio en tu casa o en tu trabajo, esta es la opción más eficaz e inteligente, y en SIMPLE-BOX vas a encontrar la solución que mejor se ajuste a tus necesidades.

2. Cambió la situación con tu pareja

Esperamos que esta nunca sea una de tus razones para alquilar un box, pero tampoco tiene nada sobrenatural.

Las relaciones humanas son inmensamente complejas. Así es la vida.

Es por eso que, cualquiera sea la razón, muchas veces las parejas necesitan tomarse un tiempo y distanciarse o bien una persona necesita otro tipo de privacidad dentro de la relación.

Quizá este sea tu caso y hayas resuelto que, por unos días, vas a estar durmiendo en otra habitación del hogar que no es la que habitualmente compartes con tu pareja.

¿Pero te alcanza el espacio para poner otra cama?

Si la respuesta es que no, siempre podés alquilar un box y guardar allí todas esas cosas que están ocupando el espacio que ahora necesitás.

3. Desestresarte

De la mano del orden viene la satisfacción de desestresarse. Sí, es cierto que no hay que obsesionarse con el orden, pero una casa ordenada y una vida ordenada es equivalente a una vida menos estresada.

Ya bastante tenemos en nuestros trabajos y en el día a día como para llegar a casa y encontrarnos con el estrés del desorden y la falta de espacio, de perder un montón de tiempo buscando cosas porque en realidad ya tenemos demasiadas o sencillamente de sentir la opresión de una casa sobrecargada…

Menos es más.

Ponete la camiseta del minimalismo, sacá todas esas cosas que hace meses que no usas pero seguís guardando y abrazá la tranquilidad y la armonía de tener solo lo que realmente necesitas, sabiendo que cuando quieras vas a poder ir a buscar las demás en el depósito de autoalmacenamiento que alquilaste.

4. El orden llama

Hay quienes aseguran que el orden en nuestros hogares y lugares de trabajo son sinónimo del orden que tenemos en nuestras vidas y con el que hacemos las cosas. Y no podríamos estar más de acuerdo.

Una casa desordenada es una vida desordenada y vice versa. Uno es el reflejo del otro y, te lo aseguramos, tener las cosas ordenadas en los espacios en los que habitamos influye enormemente en la forma en la que nos sentimos. Aunque no quieras reconocerlo.

Así que si estás pensando en ponerte las pilas y reordenar tu vida, empezar por ordenar la casa es una muy pero muy buena idea. Y, si tal es el caso, otra muy buena idea es alquilar un box en donde guardar todas esas cosas que descubriste que en realidad están provocando un desorden en tu casa, pero que aún son útiles y no querés desechar.

5. Tenés visitas temporales

Puede ser, por ejemplo, amigas, amigos o la familia de tu pareja que viene desde el interior o el exterior del país; un compañero de trabajo que, por un problema en la relación, va a estar quedándose unos días en tu casa o simplemente vienen tus hijas o hijos a pasar un fin de semana en el hogar.

El problema es que a último momento caes en la cuenta de que no va a dar el espacio para improvisar una habitación con la privacidad y comodidad que realmente se merecen. ¿Qué podrás hacer?

Exacto. Alquilar un depósito de autoalmacenaje en donde poner todas esas cosas que tanto espacio están ocupando en el cuarto de invitados.

6. Precisás un lugar donde guardar objetos estacionales

Es una situación peculiar pero muy habitual que, como las alergias, se nos presenta cada vez que cambiamos de estación, especialmente cuando termina el verano y el invierno: sobran un montón de cosas en casa o en el trabajo.

Si acabó el verano, es probable que las sillas plegables, la sombrilla, la tabla de surf, los inflables y todas esas cosas que tanto te facilitan la vida entre diciembre y marzo y te dejan disfrutar al máximo la playa, sean ahora un dolor de cabeza.

No es muy diferente en el caso del final del invierno, cuando todas esas frazadas, ropa de abrigo e incluso hasta las estufas parecen estar ocupando una cantidad de valioso lugar en la casa o la oficina que sabés que podrías estar aprovechando muchísimo mejor.

Tener todos estos objetos estacionales guardados en un lugar seguro y cómodo por un precio razonable es otra de estas buenas razones para alquilar un box, ¿no?

7. Vas a hacer remodelaciones

Ya sea en tu casa, en la oficina o en tu lugar de trabajo, si vas a estar haciendo remodelaciones, puede que tengas una buena razón para alquilar un box.

Los casos pueden ser muchos y muy variados. Quizá esos problemas de humedad ya no dan para más, vas a pintar, ampliar o simplemente reestructurar una habitación.

Sin embargo, se presenta un problema considerablemente mayor: no hay lugar donde guardar todas esas cosas mientras tanto.

Sin duda alguna, la solución está en alquilar un depósito de autoalmacenaje. Así vas a tener la posibilidad de dejar guardadas todas esas cosas que están estorbando durante el trabajo.

Y, por supuesto, con la total certeza de que todas esas pertenencias están resguardadas, vigiladas y absolutamente seguras. Así que ahora sí, a concentrarse solo en remodelar.