icono telefono 092 333 025

Alquiler de depósitos: ¿Qué es y cómo puede ayudarte?

El alquiler de depósitos sigue consolidándose en todo el mundo como uno de los servicios más eficaces al momento de resolver problemas de espacio y almacenaje, tanto para tu hogar como para tu empresa.

Es que por su facilidad, seguridad y accesibilidad en cuanto a precios, el self-storage o depósitos de autoalmacenaje ofrece la mejor solución a este tipo de problemas, brindando un espacio extra, seguro y de fácil autogestión para utilizar cuando sea necesario.

Te invitamos a conocer qué es el alquiler de depósitos de autoalmacenamiento y cómo puede ayudarte, para qué sirve y todo lo que tenés que saber sobre este genial servicio con el que te olvidarás de esos problemas de orden y espacio.

Alquiler de depósitos: qué es el self-storage

El alquiler de depósitos de autoalmacenaje o “self-storage”, también conocido en inglés como "self-service storage" o "mini storage", es una solución práctica, útil y económica para resolver problemas de espacio o almacenamiento. Se trata de un servicio de renta que brinda a sus inquilinos la posibilidad de contar con un módulo o box: un espacio de almacenaje extra, seguro y autogestionable que se adapte a sus necesidades.

De este modo, los depósitos de autoalmacenaje se han vuelto cada vez más populares, tanto para empresas como para personas que necesitan un espacio en donde guardar toda clase de objetos que ocupan demasiado lugar en sus hogares, oficinas o instalaciones.

Estos espacios para alquilar y guardar objetos se cierran con un candado laminado de alta seguridad y solo el inquilino cuenta con su llave. Además, son vigilados por el personal en todo momento, con controles de acceso, cámaras de vigilancia y sistemas de alarma en todas las instalaciones.

El acceso de los inquilinos a estos módulos privados de alquiler, en tanto, es absoluto: las 24 horas al día, durante los 365 días del año. Es así que el alquiler de depósitos de almacenamiento se ha consolidado como un servicio que brinda control total de los objetos y el aprovechamiento del espacio.

Tanto es así que el alquiler de self-storage es una tendencia mundial que está creciendo constantemente y cada vez son más las personas que, en diferentes rincones del mundo, escogen este servicio para reordenar el hogar o la empresa, recuperar espacio y optimizar su uso de forma eficaz.

Cómo funciona el autoalmacenaje

En las instalaciones de los depósitos de autoalmacenamiento se suele alquilar el espacio tanto a personas como a empresas a corto plazo. Habitualmente de un mes a otro, aunque también existe la posibilidad de alquilar por un período más largo.

Qué cosas se pueden guardar

Todo lo que quepa y sea necesario. Desde artículos del hogar y cajas con papeles a electrodomésticos, así como excesos de inventario o registros archivados de empresas. Comúnmente no se permite utilizar estos depósitos como residencia, pero en estos se puede guardar toda clase de objetos que innecesariamente ocupan espacio en casa o en el trabajo.

Algunas instalaciones ofrecen cajas, cerraduras y suministros de empaque a la venta para ayudar a sus inquilinos a empacar y guardar sus pertenencias. Además, también pueden ofrecer alquiler de camiones, carros, carretillas u otras unidades de transporte según la ocasión.

Para qué alquilar un depósito

Muchas son las razones de por qué alquilar un depósito de autoalmacenaje, pero entre estas, las más habituales y destacadas son, por ejemplo:

Recuperar espacio en el hogar o el trabajo

Si estás mudándote a una casa más pequeña y necesitás recuperar espacio en casa, alquilar un depósito de autoalmacenaje y guardar allí algunas posesiones es una idea muy práctica. Lo mismo con tu lugar de trabajo, si por cuestiones de logística necesitás más espacio o tenés demasiado inventario en el local, esta es la solución.

Contar con un depósito extra para tu empresa en un punto estratégico

Alquilando un depósito de autoalmacenaje extra tu empresa podrá contar con sus productos guardados en un lugar estratégico desde el cual poder realizar entregas o repartos. De este modo, tu empresa ganará en comodidad, organización y eficiencia, mejorando su servicio de entregas.

Mudanzas temporales

En casos en los que, por ejemplo, te vas a mudar temporalmente y resulta inutil e inconveniente llevar todas tus pertenencias, alquilar un depósito de autoalmacenamiento te permitirá tener tus posesiones realmente necesarias a mano y en lugar seguro. De este modo, podrás dejar en tu hogar o lugar de trabajo los objetos que no sean imprescindibles.

Guardar cosas que ya no puedes tener en tu casa o empresa

Desde objetos de colección, antigüedades u objetos con gran valor sentimental que necesitas sacar de tu casa porque hace mucho que ocupan demasiado espacio en vano a excesos de inventario que no utilizás todos los días y que es mejor retirar de la empresa. Al alquilar un depósito de autoalmacenaje podrás reorganizar las cosas, guardarlas en un lugar bien seguro e ir a retirarlas cuando sea necesario.

Hacer espacio para visitas temporales

Supongamos, por ejemplo, que un familiar o amigo de la familia se va a estar alojando temporalmente en nuestro hogar, pero no tenemos suficiente espacio en ese momento. Una vez más, contar con un depósito de autoalmacenamiento te permitirá guardar muebles, electrodomésticos o cualquier otro objeto que te permita liberar espacio en casa como para acondicionar una habitación para visitas y salir del paso.

Guardar objetos durante remodelaciones

Otro hipotético caso en el que alquilar un depósito de autoalmacenaje puede ser muy útil es cuando estamos haciendo remodelaciones, ya sea en la casa o el trabajo. Ya sea para cambiar un tapizado, pintar o ampliar una habitación. Contando con un depósito de self-storage podrás guardar todas tus posesiones hasta que termine el proceso.

Cómo alquilar un depósito y qué opción me conviene más

Cuando se trata de elegir un depósito o instalación de autoalmacenamiento, hay algunos pequeños detalles a tener en cuenta, pero es muy fácil. Los más importantes son la ubicación y la cantidad de objetos a guardar.

En cuanto al primer punto, es importante tener en cuenta dónde se ubica el depósito. Mientras más cerca de tu vivienda o lugar de trabajo, mejor. Además, si está en un punto estratégico, tendrás más facilidad para acceder a tus cosas o ir a buscar lo que necesites cuando sea necesario.

En SIMPLEBOX contás con depósitos en Ciudad Vieja, pudiendo llegar en minutos desde cualquier lugar de la capital y con todos los sitios de mayor interés en sus inmediaciones.

La cantidad de cosas que vas a guardar en el depósito también es algo a tener en cuenta. En SIMPLEBOX podrás utilizar el Calcular de espacios, una excelente herramienta que te permite calcular qué espacio te conviene más en función de la cantidad de objetos a guardar y tu presupuesto, optimizando al máximo el servicio.

Es muy fácil: con el calculador de espacio podrás saber qué opción te conviene más. Solo tenés que observar a tu alrededor, hacer un recuento de lo que tenés que guardar y completar cada ítem. El calculador te dirá cuánto espacio necesitas.

Alquilando un depósito de autoalmacenamiento, contarás con un espacio extra, flexible, seguro y de fácil acceso que vas a poder aprovechar al máximo y utilizar según más te convenga en cualquier momento.