icono telefono 092 333 025

Self-storage: 7 formas en las que alquilar un depósito mejorará tu vida

Aunque a simple vista quizá se nos pueda escapar, lo cierto es que, además de contar con un espacio extra, seguro y flexible, el alquiler de un self-storage o depósito de autoalmacenamiento tiene muchísimo más que ofrecernos.

Desde desestresarnos y ayudarnos a pensar con más claridad a mejorar nuestra calidad de vida e incluso a darle un empuje a nuestra situación económica.

¿Querés saber cómo? Entonces no dejes de leer, porque a continuación te contamos sobre 7 formas en las que alquilar un depósito mejorará tu vida.

Índice: 7 formas en las que alquilar un depósito mejorará tu vida

  • 1. Solucionar el problema de las pertenencias si te encanta viajar
  • 2. Contar con un lugar privado
  • 3. Impulsar tu emprendimiento, empresa o negocio
  • 4. Tener tu propio gimnasio o cuarto de yoga y meditación
  • 5. Generar ingresos extras con un inquilino
  • 6. Aprender a ser una persona más ordenada
  • 7. Darle un respiro a tu hogar (y a tu vida)

1. Solucionar el problema de las pertenencias si te encanta viajar

Si sos de esas personas a las que les fascina vivir viajando, el alquiler de depósitos de autoalmacenaje es algo que no podés quedarte sin conocer. Es que si te pasas viajando de un lugar a otro y estás más tiempo de viaje que en tu casa, es probable que la cuestión de dónde dejar las pertenencias siempre esté presente.

En tal caso, alquilado un self-storage no solo vas a ahorrarte una gran cantidad de dinero, sino que también de preocupaciones. Ya sea en tu lugar de origen o en donde estás de visita.

2. Contar con un lugar privado

Muchas personas desearían tener un espacio extra en sus hogares en donde guardar objetos o pertenencias privadas. Nada del otro mundo, pero a veces hay determinadas cosas, como por ejemplo fotografías de otras épocas, ropa, instrumentos musicales o libros que alguien nos regaló y que, por una razón u otra, se prefiere guardar en un lugar especial.

Otro buen ejemplo podría ser los regalos de Navidad, que tantas veces cuesta encontrar un lugar dónde esconderlos, ¿no? Podemos poner mil ejemplos más, pero la mejor solución siempre es una: alquilar un self-storage y olvidarse del problema.

3. Impulsar tu emprendimiento, empresa o negocio

Muchos emprendimientos y muchas empresas optan por alquilar un box para darle un impulso extra al rendimiento de sus repartos. Es que al contar con un depósito de autoalmacenaje, cuentan también con un punto adicional en donde guardar más productos y mercaderías, así como desde donde hacer más repartos.

En el caso de SMPLEBOX, por ejemplo, las instalaciones se encuentran en un inmejorable punto estratégico, en pleno corazón de la Ciudad Vieja. Además, de esta manera, las empresas pueden aprovechar los descuentos de alquilar un depósito de autoalmacenamiento para sobre stockear y guardar productos para vender a futuro.

Así, no solo se puede optimizar el uso del espacio en oficinas, tiendas y comercios, sino que además se gana en comodidad, reducción de costos y mejora de servicios de entrega.

4. Tener tu propio gimnasio o cuarto de yoga y meditación

En la misma línea, otra opción que quizá te resulte interesante es hacer tu propio gimnasio o cuarto de yoga y meditación. Dos de las razones más comunes por las que la gente no hace ejercicio es la falta de un lugar propicio para hacerlo y la cantidad de personas que hay a veces en los gimnasios.

Ambos problemas se resuelven fácilmente al reacondicionar esa habitación que antes tenías llenas de cosas que no usabas y que ahora podés guardar en tu depósito de autoalmacenamiento. Si lo tuyo es el yoga y la meditación, será todavía más fácil.

5. Generar ingresos extras con un inquilino

Muchas personas tienen habitaciones en sus casas en las que solo guardan cosas. Si sos una de ellas y te interesa generar un ingreso extra, vaciar esa habitación, guardar las cosas que tenía en un depósito de autoalmacenaje y alquilarla, puede ser una gran idea.

Hoy existen aplicaciones y sitios web pensados para ello. Como, por ejemplo, Airbnb. De esta manera, además de estar generando ingresos extra con una habitación antes inutilizada, vas a estar viviendo la emocionante experiencia de un intercambio cultural.

6. Aprender a ser una persona más ordenada

Lógicamente, tampoco se trata de sacar todo lo que encuentres en casa y esconderlo en un box. Bueno, si bien nadie te lo va a impedir ni te van juzgar por ello, alquilar un depósito de autoalmacenaje puede ayudarte a ser una persona más ordenada.

Es que tener un espacio extra de almacenamiento, especialmente diseñado para ese fin, en realidad ayuda a enfocar la mente en la organización. De eso se trata todo esto.

Ya sea que estés guardando equipos, electrodomésticos o herramientas hasta libros, ropa o adornos de Navidad, cuando vas a alquilar un box, vas a tener todo guardado en un lugar seguro, cómodo y flexible al que acceder cuando lo necesites.

Idealmente, en el box también vas a querer encontrar con facilidad las cosas que guardaste, por lo cual vas a estar poniendo en práctica tu capacidad para ordenar.

Igualmente, si esa capacidad es poca o ninguna, en SIMPLEBOX no solo contás con el espacio que precises y tenés la posibilidad de modificarlo de un mes a otro según tus necesidades, sino que también tenés un equipo de especialistas que van a dar una mano con lo que mejor saben hacer: guardar y ordenar.

7. Darle un respiro a tu hogar (y a tu vida)

Cualquiera sabe que el materialismo nada tiene de bueno. Pero, sin ser extremistas: tener muchas cosas en casa oprime. Es como si todo se hiciera más difícil, ¿no?

Cuesta encontrar las cosas que necesitamos, se acumulan por los rincones, entorpecen el andar y, entre otras cosas, incluso hasta dan algo de vergüenza cuando vienen visitas y corremos a improvisar algo de orden.

En contraposición, tener una casa ordenada es como una gran bocanada de aire, le da un respiro a tu hogar y a tu vida.

Así es y, de hecho, hasta está comprobado por la ciencia: tener nuestra casa o lugar de trabajo ordenado, nos ayuda a ordenar mejor nuestros pensamientos, a pensar con más claridad y a enfocarnos mejor. Además, también fortalece la memoria y… se siente genial.

Por eso, si sentís que hay demasiadas cosas en casa, que hay que ordenar y guardar en algún lado las cosas que ya no son tan necesarias, seguro te sorprenderá saber que alquilar un depósito de autoalmacenamiento puede tener un efecto muy positivo en tu vida.