icono telefono 092 333 025

5 ventajas de alquilar un depósito si vas a mudarte

Si aún no estás enterado sobre qué son los depósitos de autoalmacenamiento, cómo funcionan, cuáles son sus ventajas y por qué si estás pensando en mudarte es tu mejor opción, te invito a que te quedes a informarte sobre este servicio que está siendo tendencia en muchas partes del mundo y te aseguro que no te vas a arrepentir.

El self-storage es una solución práctica, útil y económica que consta de instalaciones o depósitos de almacenamiento autónomo y su función es nada más ni nada menos que ofrecer a los ciudadanos un espacio de almacenaje de forma temporaria con distintos fines, que van a depender de las necesidades de cada uno.

Este servicio de ahorro y almacenamiento de espacio resulta ser una genial opción para muchos casos, así como resulta ser una perfecta solución si estás pensando en mudarte y no sabes qué hacer con tus pertenencias.

A continuación, paso a acercarte algunas de las ventajas de alquilar un depósito de autoalmacenamiento:

5. Es la solución a los problemas de espacio en mudanzas temporales

Supongamos que, por ejemplo, te vas a mudar temporalmente y resulta inútil e innecesario llevar todas tus pertenencias, alquilar un depósito de autoalmacenamiento te va a permitir tener tus pertenencias más necesarias a mano y en lugar seguro.

De este modo, podrás dejar en tu hogar o lugar de trabajo aquellos objetos que sean más imprescindibles.

Puede suceder también, que en tu hogar estén haciendo remodelaciones e lógicamente, a veces es inevitable no salpicar material, pintura, haciendo que tus pertenencias corran riesgo de arruinarse.

Alquilando un box por ese período de remodelaciones te va a ser de gran ayuda para mantener tus pertenencias en un lugar seguro, ya que podés alquilar un espacio por unos días, unas semanas o meses a conveniencia, el tiempo lo elegís vos.

4. Podés guardar toda clase de cosas

Y es que, la pregunta correcta es “¿qué no se puede guardar?”, ya que los self-storage pueden ser del tamaño y forma que prefieras y más te convenga.

Todo lo que quepa y sea necesario, desde los artículos más pequeños del hogar (electrodomésticos, cajas, exceso de inventario, papeles), así como máquinas, muebles, y artículos de mayor tamaño.

Además, algunas instalaciones cuentan con cajas, cerraduras (para objetos que consideres de mayor valor, que requieran mayor seguridad) y más suministros de empaque para ayudar a sus inquilinos a la hora de empacar y guardar en un lugar seguro las pertenencias.

3. Fácil acceso

Comúnmente no se permite utilizar estos espacios de almacenamiento como residencia, de igual forma, podes guardar todo lo que se te ocurra, así como aquellas cosas que están ocupando espacio en tu casa o trabajo, o pertenencias que sabes que no vas a necesitar con urgencia al momento de mudarte.

Como sabemos, ya de por sí una mudanza supone un estrés irremediable por la cantidad de cosas que hay que mover y acomodar, sumándole volver a acomodarlas en el nuevo lugar de residencia.

Por lo que, este espacio de almacenamiento te va a restar una preocupación menos si queres evitar acarrear con muchos objetos.

Y es que a veces acumulamos tantas cosas que, al fin y al cabo, cabe cuestionarnos si realmente necesitamos tantas cosas para sobrevivir.

Por el contrario, la acumulación material a veces no trae más que desorden, polvo, y, por si fuera poco, nos desconcentra y estresa.

Para tu tranquilidad, el acceso a los depósitos de autoalmacenamiento resulta realmente flexible y súper fácil ya que podés acceder a tus pertenencias en el momento que desees, durante las 24 horas del día, los 365 días del año si necesitas algo con urgencia.

2. El espacio más conveniente

Al momento de alquilar un self-storage, hay algunos detalles que tener en cuenta, sin embargo, los más importantes son la ubicación de la instalación de autoalmacenamiento y la cantidad de objetos que queremos guardar.

Gracias a la herramienta Calcular de espacio que ofrece SIMPLEBOX, te va a tomar solo un momento hacer los cálculos para saber cuánto espacio necesitas y qué tipo de depósito en función de la cantidad de objetos que quieras guardar, así como también el presupuesto del servicio.

1. Lugar estratégico

¿Qué mejor que tener tus pertenencias a tu alcance, pero con la comodidad y la simple ventaja de que no te estén ocupando de tu espacio en tu hogar o tu trabajo?

El self-storage además de ayudarte a administrar el espacio y mantener de forma más eficiente el orden y no saturarte de objetos amontonados, te da la ventaja de ubicar tus pertenencias en un lugar estratégico, en un lugar que te quede cómodo y al alcance para tener más facilidad al momento de acceder a tus cosas cuando sea necesario.

Estamos de acuerdo que mientras más cerca de tu vivienda o tu trabajo, mucho mejor, mucho más cómodo.